Declaración pública SIDARTE Magallanes en el Día Internacional de los Trabajadores

Ante un nuevo primero de mayo, en el contexto de la pandemia más grande de la humanidad, y de un país sumido en una crisis total, agudizada por un Gobierno inepto y criminal, el sindicato de artistas teatrales SIDARTE, filial Magallanes, se hace presente para elevar el reclamo y las sentidas demandas que nunca habían estado con este nivel de urgencia, dentro de este históricamente precarizado gremio. 

Ya sabíamos que el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio es el pariente pobre del estado, de presupuestos recortables, de desconocimiento e indiferencia con las realidades del sector para el cual existe, y cuya única política cultural es la subsidiariedad de los fondos de cultura, carentes de toda perspectiva y acotados a sólo un grupo pequeño de personas, que deben competir entre sí, para sostener una actividad esencial para toda la población: el trabajo artístico. Porque sí, las artes son trabajo, y de primera necesidad; no por nada han sido la fiel compañía de todes en esta pandemia, llenando las almas de belleza entre el vacío que dejó la prohibición de reunirnos. 

Pero no nos pueden prohibir trabajar. 

¿Por qué está funcionando el transporte público, los colegios, los centros comerciales, las industrias y no los espacios culturales? Porque los gerentes del país, quieren recursos humanos disponibles para el trabajo y el consumo, pero no para la calidad de vida, para hacer comunidad, para la reflexión y el ejercicio del pensamiento crítico. Este es el aporte inigualable de todas las artes. 

Las artes son trabajo, de primera necesidad.

¿Por qué no funcionan los espacios culturales? Estos deberían estar operativos para la actividad de agentes y organizaciones culturales, con el aforo máximo permitido de acuerdo a la infraestructura, y respetando las medidas sanitarias, como corresponde en cualquier otro trabajo en cualquier centro comercial o industrial. Porque todos los trabajos son esenciales. Sin trabajo no hay ingresos para las familias. Trabajar es un derecho. ¡Exigimos trabajar! 

Las artes son trabajo, de primera necesidad.

Y con la misma convicción como actrices y actores nos paramos con fuerza y proposición ante el proceso constituyente que se aproxima para asegurar asegurar que se garanticen todos los derechos culturales: a la identidad y participación cultural, a la educación, de acceso a manifestaciones artísticas, a la libertad de creación y de expresión, a un trabajo artístico digno y decente, y todos los consagrados en la Carta Universal de los Derechos Humanos. 

Nos sumamos enérgicamente a este llamado a huelga general sanitaria este 30 de abril, por las condiciones extremas de precariedad en que se encuentra la vida debido a una mala gestión de la pandemia, pero sobre todo por la profunda crisis política y social que se encuentra nuestro país, donde nuestro trabajo ha sido invisibilizado y precarizado, porque ni en el peor escenario, nos imaginamos cómo ciudadanas y ciudadanos tal humillación y trato indigno, por parte de un gobierno que tratado a la clase trabajadora con suma violencia y desprecio, desde mucho antes que comenzara la pandemia. 

Renuncia Piñera. No más abusos.