Escritora Ana Marlen Guerra estrenará su segundo libro “Inventario de existencias”

  • En conversación con Patagonia Rock, la escritora nos contó sobre su última publicación y cómo ha sido su proceso literario durante la pandemia.

Fernanda Gualnao

Este viernes 20 de noviembre a las 21 horas, la escritora Ana Marlen Guerra estrenará su segundo libro titulado “Inventario de existencias”, a través de una transmisión via streaming. El lanzamiento podrá ser visto en su Fanpage de Facebook “Ana Marlen Guerra Encina”, y también será transmitido en la cuenta de Youtube del mismo nombre. La idea de este evento es hablar sobre cómo surgió el libro y su proceso creativo, junto con algunos invitados, en un encuentro que espera sea lo más ameno y dinámico posible.

En la antesala del evento, quisimos conversar en profundidad acerca de este proyecto, y los procesos que ha vivido su creadora para poder sacar adelante este nuevo material.

¿De qué se trata “Inventario de existencias”, y cuánto tiempo llevas trabajando en este proyecto?

“Inventario de existencias es como un juego de palabras, porque tiene que ver con los inventarios de oficina. En oficinas igual existen inventarios de existencias, pero en este caso (el del libro), las existencias no son cosas, sino que son situaciones de vida, inmateriales por supuesto. Tiene que ver un poco con procesos de decantación, de despedida, cierres, y por tanto es una suerte de despedida de cosas que tenían que terminar. Cosas que tenías que dejar atrás para poder continuar.

(…) Este libro no es escrito ni el año pasado, ni este. Es un libro que escribí durante tres años, a partir del 2008 aproximadamente. A mi me gusta que los textos puedan resistir a la prueba del tiempo, que los pueda leer dentro de 10 años y diga sí, quiero publicar”.

¿De dónde surge la conexión entre los inventarios y el libro?

“Durante mucho tiempo trabajé en oficina (…) Ahí empezó a rondar la idea de los inventarios, y también por una suerte de observación de acopio de cosas que hay en algunas oficinas, como en la vida, que igual uno va acumulando cosas materiales e inmateriales, que no son necesarias, que de pronto necesitas hacer un orden, y que se vayan. En relación a la edición de este libro, la idea era sacarlo durante el primer semestre. Es una publicación que solamente fue posible por la venta anticipada del libro”.

Financiamiento y reinvención en pandemia

“Sacar un libro es super caro, y se me ocurrió que para publicar este libro, podría pedirle a personas que les interesaba, que me ayudaran a publicarlo, entonces venderlo antes de publicarlo, y eso hice, por eso pude sacarlo. Fue una venta anticipada, muchas personas me ayudaron y esta edición tiene 100 copias numeradas. Es como decir, estamos requetemal en términos financieros, pero no hay nada que nos impida seguir creando”.

¿Cómo ha sido el proceso durante esta crisis sanitaria?

“Sacarlo en tiempos de crisis (el libro), igual costó. Lo otro es que yo al principio de la pandemia, pensaba que en este segundo semestre ya íbamos a poder reunirnos, entonces no abandonaba la idea de hacer una presentación presencial. No me imaginaba que íbamos a estar en una situación como la actual. Me tuve que hacer la idea de hacer una presentación online que es lo que voy a hacer el viernes, pero igual me costó internalizarlo.

Relatos en cuarentena

En términos de creatividad, eso no se detiene, porque surgió la posibilidad de hacer ‘Relatos de cuarentena’, que es la forma de resistir a la crisis, porque de alguna manera yo tenía que canalizar todo lo que me fue pasando en este tiempo. Entonces la forma de hacerlo es a través de este lenguaje, pero no es algo que sea remunerado.

Todavía hay que luchar contra una cultura que piensa que todo lo relativo al arte es gratis (…) Yo creo que hemos avanzado en la valoración del trabajo artístico, pero falta todavía al nivel de las instituciones porque, por ejemplo, se creó un fondo este año, pero que era una burla prácticamente”.

Sobre esto ¿Qué opinión te merece declaraciones como las de la ministra Consuelo Valdés, cuando expresa que “un peso que se coloque en cultura es porque de deja de colocar en otros programa o necesidad de los ciudadanos”?

“No es primera vez que tenemos autoridades en un cargo que solamente ocupan espacio ahí, y que quitan espacio, en realidad. Yo no puedo estar de acuerdo con esas declaraciones porque creo, y también se ha dicho bastante, que en este tiempo de pandemia las expresiones artísticas han ayudado no sólo a los artistas a sobrevivir en su proceso creativo, sino a las audiencias, porque las audiencias son receptoras de esa creación. Yo recuerdo que los primeros días de la pandemia, estábamos todos pegados a los live de nuestros ídolos musicales, porque ellos también estaban en pausa. Eso nos permitió respirar, tomar un oxígeno por así decirlo, de lo que estaba pasando, y poder soñar un poco, porque la realidad ha sido tan dura este año que a todos nos movió el piso. Entonces no puedes decir que esto no es importante, es como tener una cultura muy deficitaria, el caso de la ministra”.