Estreno: Tres drags magallánicas participarán de «La Escuelita»

  • Hoy se estrena en el Canal Farandula Gay, la tercera temporada del concurso «La Escuelita 3», instancia que busca a la mejor transformista emergente.

Por: Fernanda Guelnao

Hoy a las 21:30 horas se estrena el primer capítulo de «La Escuelita» en su tercera versión, la que se realizará de forma virtual a través del canal de Youtube de Farandula Gay, dándole la oportunidad de mostrar su talento a dragqueens y transformistas de todo Chile.

El transformismo es una manifestación artística donde una persona se caracteriza vistiéndose y adquiriendo ciertas conductas asociadas al opuesto de su género (por ejemplo, un hombre que se viste y actúa de mujer), con el fin de entretener a través de un show o performance. Si bien el fin es similar, el drag por otra parte vendría siendo la exageración del género (ya sea el opuesto o el propio).

Abriendo espacios

El transformismo como arte se remonta a la década de los 60 en nuestro país, y hace ya algunos años ha tenido un nuevo auge gracias a diversas producciones televisivas que han logrado mayor masividad, ejemplo de esto es el programa estadounidense Ru’Paul Drag Race, que cuenta con varias temporadas y seguidores en todo el mundo.

Sin embargo, nuestro país no ha estado ajeno a estas expresiones. En sus inicios, bajo el alero de locales como El Buque, La Tía Carlina, El Picaresque, El humoresque y finalmente el Bim Bam Bum, los transformistas fueron poco a poco instalándose en el mundo del espectáculo.

Posteriormente, estas expresiones artísticas ligadas a la cultura LGBTIQ+ continuaron desarrollándose, incluso en dictadura. Durante los ochenta, Fausto y Quásar fueron espacios que abrieron el escenario para ello. Con el pasar de los años, y en gran parte del territorio, el transformismo ha ido creando sus propios espacios en Chile.

Así mismo es que con la llegada del internet y la aparición de los «reality show», comenzaron a gestarse producciones como «Amigas y Rivales», y posteriormente en la televisión abierta, «The Switch». La Escuelita también es parte de esta tendencia.

«La Escuelita»

Farandula Gay es un canal online que nació el 2011, y que se dedica a la difusión a través de redes sociales del mundo artístico inmerso en el ambiente LGBTIQ+, además de la cobertura de luchas sociales y eventos nacionales e internacionales, para visibilizar a la comunidad.

Esta plataforma también genera contenidos de entretención como «La Escuelita», un reality show donde varias transformistas y drags con poca experiencia participan por ser la mejor de cada temporada.

Este año, y debido al contexto actual de pandemia, decidieron llevar a cabo este concurso de forma virtual, otorgándole la oportunidad de participar a artistas que no se encuentran físicamente en la capital. Es así que tres participantes de esta nueva versión, son dragqueens magallánicas que buscan aprender y difundir su talento.

Dragqueens desde el extremo sur

Cocó Du Cháteau

Klauss es quien da vida al personaje Cocó Du Chateau, quien ya tiene aproximadamente 3 años de existencia. Para él, el drag ha sido fundamental para su crecimiento personal y en su relación con el resto: «Me ha ayudado a dejar mis inseguridades atrás, me ha fortalecido y me ha dado el poder que necesitaba para tener voz, además de unirme mucho más a mi comunidad».

Klauss comentó a Patagonia Rock que aun existe mucho rechazo e ignorancia hacia estas manifestaciones: «La comunidad LGBTIQ+ es muy grande, y siento que haciendo drag estamos brindando una ayuda, motivando a más gente a hacerlo, que no crean que está mal (…) Me ha fortalecido más y me han dado ganas de seguir luchando en contra de eso (la discriminación)».

Sobre su participación, quien encarna a Cocó nos dijo: «El concurso para mi es una plataforma en la que podemos mostrar nuestro arte, podemos representar a Punta Arenas, y demostrar que tenemos artistas tremendas que merecen ser reconocidas a nivel nacional. Obviamente igual quiero ganar, pero mas que nada mi objetivo es demostrar que si hay arte acá».

Bree x all

Abi, quien interpreta a Bree x all, siempre estuvo muy ligada al arte, en especial al canto y la danza, sin embargo no encontró su sello personal sino hasta descubrir el drag. «Fue lo mejor que me podía haber pasado, porque finalmente entendí cuál era la forma de sintetizar todo lo que hago, toda mi performance e idea de show», nos dijo.

Contó también cómo comenzó su camino autodidacta: «Casualmente llegué a Punta Arenas y comencé a ejercer la prostitución, justamente por eso era necesario que yo me maquillara todos los días (…) Adquirí mucha habilidad gracias a la práctica, yo nunca había experimentado en el maquillaje. Empezar con esto me abrió un mundo».

Sobre sus motivaciones, la creadora de Bree expuso: «Siempre tuve la necesidad de compartir mi arte, mi música en primera instancia, desde un lado político (…) Todo lo que hacemos es un acto político y siento que desde el arte se puede llegar de una forma bastante rupturista a lo que esta impuesto dentro de nuestra sociedad, de un lado con un poco mas de humor por así decirlo (desde el drag), de entretención. Es lo máximo».

En cuanto a su participación dijo: «Estoy representando a todas mis compañeras putas trans, las cuales tenemos que enfrentar una realidad un poco mas cruda, en la que exponemos nuestras vidas (…) Es importante empoderarnos de estos medios que se nos presentan para visibilizar. Es vital visibilizar todo este tipo de situaciones, de contextos de vida, que muchas personas desconocen, y que muchos de nosotros ignoramos, mientras siguen sucediendo asesinatos, mientras siguen discriminando por lo que les gusta, por su identidad, por cuestionarse».

El último magallánico seleccionado para concursar en esta instancia es un diseñador de vestuario y estilista que, según comentó, siempre ha tenido una debilidad por el terror. A diferencia de su personaje, es bastante tranquilo, y prefiere mantener su identidad en el anonimato.

Él define a su personaje drag llamado Trauma como un monstruo caníbal y no binario «que come fachos para salvar el mundo. Acá juego con las pesadillas de la gente y todo lo que provoque un shock visual. Trato siempre de citar películas, libros, historias y leyendas de horror clásico mezclado con moda de ultra tumba».

El creador de Trauma nos contó acerca de sus motivaciones: «La cultura drag para mí significa liberación y rebeldía contra la estética binaria. Es saber y sentirse unicx, vivir una fantasía de sueños y hermosas pesadillas donde damos vida a nuestrxs personajes que nos dan esta vía de escape».

En esa misma línea va con su participación en el reality: «En La Escuelita pretendo desafiar todo lo que la gente ha estado asociando al transformismo o Drag. No todxs queremos tener una belleza burgués y estereotipada, a mi me gusta ser unx mounstrx y me siento hermosx así. ¿Y por qué no? traer esa corona a la ultratumba. De Trauma verán todo lo raro y oscuro mezclado con un humor sarcástico y satírico».