Hielo Negro regresó a los escenarios y adelanta nuevo disco

  • En entrevista con Pablo Navarrente (Panzón), histórico bajista de la banda magallánica formada en 1997, nos contó sobre su regreso a las presentaciones con público y más de alguna novedad para este año.
De izquierda a derecha: Pablo «Panzón» Navarrete; Marcelo «Chelo» Palma y Rodrigo «Memo» Barahona.

Hielo Negro y su rock patagónico no se hizo esperar. Tras los anuncios que poco a poco van permitiendo mayor libertad para reunirse y la posibilidad de generar eventos -en vivo y en directo-, el trío conformado actualmente por Marcelo «Chelo» Palma en la voz y guitarra, Pablo «Panzón» Navarrete en el bajo y Rodrigo «Memo» Barahona en la batería, regresó al escenario del legendario Bar de René el pasado 18, 19 y 21 de agosto.

Tras la fecha, Patagonia Rock conversó con «Panzón», miembro «clásico» de la reconocida banda formada en Punta Arenas en 1997, quien nos contó en detalle cómo fue el tan anhelado retorno a la presencialidad, además del anuncio de un potencial nuevo material discográfico para el próximo año.

Volviendo a las pistas

La semana pasada retornaron a uno de los escenarios más tradicionales de la bohemia santiaguina. Cómo vivieron esas jornadas.

«Hicimos tres días seguidos. Nosotros nunca hemos dejado de tocar tampoco. Nos manteníamos toda la semana ensayando, aprovechamos de hacer temas nuevos, entonces no paramos en realidad. Hubo algunas semanitas que tuvimos que parar, pero no fue casi nada. Siempre nos juntamos a tocar, y ahora salió esta tokata, menos mal que ya se está viendo el tema de los aforos, que entra más gente».

«Fue todo muy emotivo. Entre nosotros, tocar en vivo es lo que siempre hemos hecho, y no haber podido hacerlo en dos años. La última vez fue cuando tocamos The Hellacopters en Santiago, y esa fue la última, a principios del 2019 (…) Como te contaba, fue super emocionante por nuestra parte (regresar) que no tocábamos hace mucho tiempo. Y también la emoción de la gente, muchos gritos. No andaba mucha gente, pero igual 30 y tantas personas».

Pudieron aprovecharon este tiempo de encierro como proceso creativo…

«Solamente hacíamos eso, entrabamos a la sala todos los martes y jueves, estábamos 3 horas ahí solamente pensando en riffs nuevos, y pensando hueas nuevas y todo eso. Lo aprovechamos harto».

Hielo Negro en la antesala de la presentación de The Hellacopters en Chile. 12 de marzo 2020.

Pocos pero locos…

«Pocos pero locos. Era una combinación muy linda (….) Ahora vamos a tocar el 11 de septiembre que es el cumpleaños del Chelo. Vamos a tocar en Mibar una pura noche, y posteriormente tenemos otra fecha más en noviembre, en el Caupolicán. Ahí entran más menos unas 500 personas para ese show, ahora ya con el aforo más permitido van a poder entrar más».

¿Cuáles son sus expectativas para sus próximos eventos?

«Básicamente es tocar las canciones clásicas, no vamos a presentar algo nuevo. Vamos a tocar los temas antiguos con gente. También hicimos un par de streaming el año pasado, pero tocar sin gente es super raro, es como filmar un ensayo. También caímos en eso del internet, y era tan fome sin público que no nos repetimos de nuevo».

Pudieron aprovecharon este tiempo de encierro como proceso creativo…

«Nos seguimos juntando, haciendo música nueva, durante todo este tiempo eso hicimos, pura música nueva y también ensayar de repente los temas clásicos. Solamente hacíamos eso, entrabamos a la sala todos los martes y jueves, estábamos 3 horas ahí solamente pensando en riffs nuevos, y pensando hueas nuevas y todo eso. Lo aprovechamos harto».

¿Qué es lo que se viene para Hielo Negro ?

«Sería super bueno que ya a fin de año podamos grabar el disco, para poder lanzarlo los próximos meses, que ya sería para el próximo marzo o febrero (…) Lo que más demora es hacer las canciones, pero ya hemos estado trabajando en eso el año entero haciendo temas (…) En general, durante la pandemia lo único que podían hacer las bandas, como no podían tocar en vivo, era grabar, crear, tocar, fue como una suerte de colador. Se acabaron muchas, cientos, porque no tenían dónde tocar. Las que quedaron probablemente son las que van a sobrevivir por harto tiempo».

¿Y Magallanes, para cuándo?

«Sería bueno ya que este año, a fin de año, o durante estos meses, alguien pueda hacer algo y vamos con todo, felices para tocar allá (…) Están las puertas abiertas para quien quiera ofrecer un show (…) Hace dos años que no voy a Punta Arenas, pero ya se esta normalizando todo. Nadie sabía que iba a durar tanto esta huea, así que esperamos que todo vuelva a la normalidad, que hayan muchos conciertos y que haya mucha música también, todo tipo de espectáculos. Eso necesita la gente, salir a descabellarse, juntarse con gente en las mesas de un bar, tomar sus chelas, fumar sus pitos, escuchar la huea que quieran».