Pamela Vera: «El hito más importante para mi como actriz es el personaje de Julia porque ha sido un desafío»

  • La joven actriz conversó con Patagonia Rock sobre la situación actual del teatro en la región, su rol protagónico como la «señorita Julia», y otros proyectos artísticos de los que forma parte.
Fotografía de Sergio Prieto

Pamela Vera Sandoval es Licenciada en Actuación en La Universidad Nacional de la Artes (UNA) de Buenos Aires, Argentina, fue parte de la Compañía de Teatro universitario «SEPIAS» con la que participó en el Vigésimo Noveno Festival de Teatro Universitario en Bluemenau (Brasil), entre otras presentaciones. Durante el año 2018 dictó el seminario «El cuerpo despierto» en el Centro Cultural de Punta Arenas. Se ha desempeñado como actriz, docente y asistente de dirección, y actualmente trabaja como guía y docente en la Escuela Tecnológica de la Universidad de Magallanes, además de tener el papel protagónico en la pieza teatral La Señorita Julia, que la semana pasada acaba de finalizar sus últimas funciones en el Espacio de Artes Escénicas Zur Vértice.

¿Cómo ha sido tu trayectoria como actriz en la región tras tu regreso a la zona?

«Estudié licenciatura en actuación en la Universidad Nacional de las Artes, una universidad exclusivamente de carreras artísticas en Buenos Aires. Ahí estuve 8 años viviendo, por lo tanto toda mi cuna teatral está atravesada por la cultura argentina y cómo ellos la viven, perciben y enseñan (…). Volví a Punta Arenas el 2018 y empecé a dedicarme a la enseñanza. Trabajé en el Centro Cultural, hice un taller de entrenamiento físico para el actor y he trabajado como actriz en algunos proyectos, pero sin duda el hito que ha sido más importante para mi como actriz es el personaje de Julia, definitivamente, porque ha sido un desafío para mi desde la actuación».

¿Consideras que actualmente estás viviendo una etapa importante para tu carrera?

«Apenas salí de la u empecé a enseñar y dar clases. Encontré una vocación también en este espacio, la docencia, que es algo que yo no sabia que podía ejercer algún día, y me he dedicado más a eso que propiamente a la actuación. Ha sido muy gratificante y motivador para mi, pero sin duda creo que uno de los hitos mas importantes de mi carrera como actriz ha sido el personaje de Julia, porque ha sido un trabajo muy interno, muy profundo, de una revisión interna desde lo emocional y lo espiritual».

¿En qué otros proyectos artísticos te has embarcado durante estos últimos años?

«He tenido otros proyectos relindos en lo que he trabajado como asistente de dirección. Apenas llegué trabajé en eso con un montaje que se hizo en homenaje a la Gabriela Mistral. Se hizo un pasacalle que recorrió desde el Centro Cultural hasta el Liceo Sara Braun, donde se trabajó con una marioneta gigante y un equipo maravilloso de gente muy talentosa».

Pasacalles «Una gran Gabriela»

¿Cómo ha sido trabajar desde las artes escénicas en la región?

«Desde que volví a la región ha sido una pega re difícil enfrentarse al oficio del teatro acá, porque de repente hay muchos espacios, lugares y talentos, pero faltan voluntades para que se pueda desarrollar de forma plena y con todo el apoyo que se necesita en eso. Ha sido difícil, pero se ha podido igual, además, creo que estos últimos 10 años ha habido un avance en la cultura teatral de la región porque hay mucha actividad, mucha gente haciendo teatro, mucha gente ocupando espacios para hacer arte y practicarlo».

¿Cuáles crees son los desafíos para el teatro y la cultura en esta zona del país?

«Veo que hay una gran potencia artística en la región (…) Sobre todo estos últimos años con el estallido social y la pandemia, se ha visto la necesidad de las personas de crear y visibilizar estas creaciones en espacios donde la comunidad las pueda conocer y disfrutar. Creo que uno de los desafíos mas importantes para la cultura teatral, y las artes en general, tiene que ver con ocupar los espacios y hacernos dueños de los mismos sin temor a nada».

¿En qué proyectos artísticos estás trabajando actualmente?

Estoy trabajando la versión presencial de La señorita Julia, que es una obra escrita a finales del 1800 por un dramaturgo sueco llamado August Strindberg, y que está contextualizada en la zona. También estoy en un proyecto de marionetas con el que voy a viajar a Puerto Edén y Puerto Natales a fines de abril. Por otra parte, estoy en la Fundación Cultural Clap, una academia nueva de artes escénicas que se esta instalando en la región. Allí me encuentro dando clases de expresión corporal, y en paralelo con el equipo de esta fundación, haremos una obra de teatro musical que se pretende empezar a ensayar pronto. Eso también ha sido un desafío para mi porque nunca he explorado en el lenguaje del teatro musical, donde hay canto, teatro, danza».

¿Cómo fue el recibimiento del público ante la obra «La señorita Julia»?

En general hemos tenido muy buena recepción y comentarios, la gente sale muy introspectiva y reflexiva con esta obra, porque es de una energía emocional intensa, fuerte, y el público lo ha recibido con la misma energía, salen pensando. Hemos tenido distintas opiniones, desde la calidad del montaje de la obra hasta las temáticas y tópicos que la obra plantea, como lo son la lucha de clases, la lucha de poder y de género. Ha habido esas dos lecturas: la calidad del montaje, que es muy atractiva desde lo visual y estético; y desde lo discursivo que plantea la obra. Ha sido super bueno, yo estoy muy contenta con estos proyectos».